Desafíos en un mundo tecnológico. Uruguayan American School: excelencia académica hacia el futuro para los niños de hoy.

El punto más alto de la ciudad fue la sede para este encuentro que propone pensar los parámetros educativos para los niños y adolescentes de nuestro tiempo.

Piso 40 reunió a madres, padres y abuelos interesados en la mejor educación que prepare a los niños a enfrentarse a los retos de la vida moderna de forma efectiva, sana e inteligente.

 

Matthew C. Beata, Director de Uruguayan American School fue el encargado del diálogo, un ida y vuelta de pensamiento y actualidad del mundo educativo.

Me sorprendí cuando supe que mi hijo pequeño tenía un canal de YouTube, la tecnología está al alcance de todos” señala Beata. Y es que educar para la generación Z necesita escalas particulares que contemplen las necesidades de los niños de hoy.

Los nacidos entre el año 2000 y 2015 pertenecen a esta generación mega tecnologizada. Herramientas como internet, redes sociales, blogs y gadgets forman parte de su cotidiano. “Los estudiantes tienen sus intereses y motivaciones propias, el objetivo es convertir estos intereses en oportunidades. Los niños vienen con una experiencia distinta del mundo” afirma.

 

¿Cómo enfrentarnos entonces a este panorama?  ¿Qué debemos enseñar?

 

Existen formas nuevas de lidiar este novedoso contexto. “Es momento de reconocer que los cambios son necesarios y es hora de generarlos” agrega.

El sistema educativo en Estados Unidos comenzó el 1922 con la creación de un comité The Committee of Ten, cuya finalidad fue estandarizar la educación.

Este método es el que continúa vigente en la actualidad el cual “tiene que adaptarse a este nuevo mundo”.

 

Para adaptarse Matthew propone ciertos lineamientos:

 

El conocimiento no es suficiente

 

La educación no se puede focalizar únicamente en el conocimiento. Beata además, instauró escalas de conocimiento desde lo más simple hasta lo más complejo.

El conocimiento es factual, conceptual, procedimental y metacognitivo. El conocimiento factual ha muerto. No podemos enfocarnos solo en el hecho”.

 

En referencia al conocimiento agrega:En un período de 60 segundos, se hacen 3.3 millones de publicaciones en Facebook. Se cargan 500 horas de videos de YouTube y se envían 150.000 correos electrónicos. Algunas investigaciones sugieren que el conocimiento humano ahora se duplica en menos de un año”

La información hoy la obtenemos de medios digitales, no se trata de acumular datos sino saber qué hacer con ellos.

El Director de la institución compartió además el triángulo educativo, el cual tiene en su cúspide a la creatividad, yendo hacia abajo encontramos la evaluación, análisis, aplicación, entendimiento y recuerdo de lo aprendido. Estos tres últimos ítems pertenecen al conocimiento factual, mientras que los tres superiores corresponden al conocimiento procedimental.

Al planificar actividades, sugiere Beata, es importante recordar el triángulo de conocimiento y aplicarlo de la mejor forma posible. “Es importante ser creativos, crear algo nuevo”.

 

Enseñar soft skills

 

Este punto profundiza en el concepto de éxito. “Debemos redefinir que es el éxito, existen muchos tipos de estudiantes y cada uno de ellos tiene necesidades diferentes”.

El valor no reside únicamente en lo académico, es importante cultivar otras habilidades que harán del estudiante un ser que pueda lidiar con los diferentes retos. Habilidades como la motivación, negociación, desarrollo personal, coaching, empatía, comunicación y creatividad son las que hoy tienen un desarrollo fundamental en la educación.

 

Los niños del futuro competirán contra otros educados con los mismos datos, la misma información. El factor diferencial serán las habilidades creativas, la empatía, la conciencia del otro.

 

Al término de la charla Matthew propone modificar la estructura de la clase tradicional “debemos organizar la clase de forma que sea de ida y vuelta. Dejar que nos sorprendan. Recordemos que los niños tienen curiosidad natural, solo debemos alimentarla. Esto puede determinar el futuro de nuestros hijos

 

Sin lugar a dudas una propuesta novedosa e interesante donde el conocimiento se vuelve integral y fusiona la tecnología con la inteligencia emocional.

Excelencia educativa para los padres más exigentes.