En busca del nuevo petróleo.

Nicolás Jodal nos cuenta qué cosas deberíamos encontrar para llegar al éxito empresarial.
El ingeniero y presidente de la empresa de software Artech inició su exposición en Piso 40 recordando una anécdota de uno de los hombres más ricos del mundo en la década de los 60, Paul Getty. En el marco de una charla en Harvard a Getty le preguntaron cuál era el secreto del éxito y respondió que eran tres cosas. “La primera, es que siempre fui el primero en llegar a la oficina. La segunda, es que siempre fui el último en irme”. Entonces un estudiante un poco ansioso le preguntó cuál era la tercera. “La tercera es que encontré petróleo”, se jactó Getty.
Jodal sostuvo que el asunto clave es cómo hacemos para adaptar esta anécdota al mundo actual. “¿Qué cosas puedo encontrar en el mundo moderno que sustituyan al petróleo? ¿Qué está invadiendo el mundo hoy en día?”, se preguntó. “Es el software”, aseguró. “El chiste de Getty se podría adaptar al presente diciendo que la tercera razón es que encontré software”.
Jodal contó qué cosas le gustaría encontrar a él. “La primera cosa que me gustaría encontrar es un algoritmo” dijo. Puso como ejemplo a Genexus, que hoy tiene 30 años, se vende en 40 países, y surgió de un algoritmo: normalización de base de datos relacionales, un nicho muy pequeño de mercado. “Somos un ejemplo viviente de una compañía que se desarrolló por haber encontrado un algoritmo. Hoy encontrar un algoritmo es equivalente a encontrar petróleo en los años sesenta” aseguró.
Jodal mencionó otros dos ejemplos de algoritmos que valen mucho dinero. Contó que recientemente General Motors compró, por una cifra millonaria, una compañía que el único activo que tenía era el desarrollo de un algoritmo para autos que se manejan solos. Y mencionó también el ejemplo más paradigmático de todos: el algoritmo que dio origen a Google.
La segunda cosa que dijo le gustaría encontrar es la solución a un problema nuevo. “Hay muchas más oportunidades en resolver problemas nuevos que en resolver problemas viejos”, sostuvo Jodal.  “En realidad los problemas nunca se solucionan. Se cambian por problemas nuevos”. Siempre que hay una nueva solución lo que surge es un nuevo problema. Y los primeros en darse cuenta de que hay un nuevo problema y darle la solución, esos son los que triunfan
Jodal dijo  que el algoritmo de Google resolvió un problema que antes no existía: la abundancia de páginas web. “Pasó algo que sucede muy seguido en nuestro mundo. El problema de la abundancia. Un recurso que era escaso se transforma en abundante. Por una cuestión evolutiva nosotros no estamos preparados para entender la abundancia. Estamos preparados para la escasez. Y Google resolvió el problema de la abundancia. Ahí está el origen del imperio Google”.
La tercera cosa que Jodal quisiera encontrar son datos. Facebook encontró datos de mil millones de personas e hizo mucho dinero. “¿Dónde hay datos en Uruguay?”, se preguntó. “Hay datos en el sistema de trazabilidad del ganado uruguayo. Somos tres millones de personas y hay once millones de vacunos. Hay información de cada vacuno. ¿Cómo puede ser que aún no exista un modelo de negocios alrededor del sistema de trazabilidad?”
Finalmente,  a Jodal también le gustaría encontrar una exaptación. El término exaptación viene de la biología y se utiliza cuando algo se desarrolla originalmente para un determinado fin y luego termina siendo notablemente útil para otra cosa. Por ejemplo las plumas de las aves que originalmente tenían como utilidad la regulación del calor corporal y finalmente terminaron siendo útiles para volar. Jodal señaló que en tecnología las exaptaciones son incluso más comunes que en la biología. “Gracias a la tecnología desarrollada para los smartphones que incorporaron acelerómetros y giróscopos, que cada vez tienen más memoria y cada vez son más livianos,  hoy existen los drones”, ejemplificó. Un hardware que originalmente se pensó para hablar por teléfono, terminó siendo extremadamente útil para generar cámaras que pueden volar.
En conclusión,  sea un algoritmo, sea encontrar datos, resolver un problema nuevo, o descubrir una exaptación, lo que Nicolás Jodal quiere encontrar es la versión moderna del petróleo. “En el fondo, lo que yo quiero es encontrar una idea”. Y propuso separar las ideas en dos categorías: las buenas ideas por un lado, y las ideas que parecen malas por otro. Las buenas ideas ya existen, aseguró. Puede que nosotros no lo sepamos pero es seguro que a alguien ya se le ocurrieron antes. “Cuando alguien viene y nos presenta algo que nos parece una buena idea lo más probable es que ya exista, sólo demuestra nuestra ignorancia, seguro ya lo inventaron. Entonces la clave, el corazón del negocio, es encontrar ideas que en principio parecen malas pero en realidad son buenas. Esas son las que nos van a brindad las grandes oportunidades”. Contó que uno de los fundadores de Airbnb dijo en una entrevista que cuando comenzaron a buscar inversores fueron rechazados por los primeros seis que contactaron. El séptimo aceptó invertir 150 mil dólares y esa inversión hoy vale 3 mil millones. “Era una idea que parecía mala, pero era en realidad muy buena”, concluyó Jodal.
Volviendo al principio de su exposición, Jodal remarcó que lo que realmente convirtió a Paul Getty en uno de los hombres más ricos de su época, no fue el hecho de haber encontrado petróleo sino el hecho de haberlo sacado. “El petróleo no se deja sacar así nomás. Hubo mucho trabajo detrás de la fortuna de Paul Getty. Y digo esto porque para saber si una idea que parece mala es en realidad una buena idea, la única forma hasta ahora conocida es ponerla a prueba. Hay que ir y sacar el petróleo”.